domingo, 30 de octubre de 2011

Hoy 30 de Octubre, los indignados se vuelven a reunir en Bogotá

En búsqueda de una reunión informal pero donde se establezcan las bases de confianza y colaboración en armonía, los indignados se reunen hoy 30 de Octubre,
desde las 9:30 de la mañana en la torre del reloj del Parque Nacional Olaya Herrera de Colombia.

A partir de la metodología open space, las personas que se reunen crean una agenda colectiva y buscan hoy además empezar a organizar círculos de trabajo que permitan un mayor crecimiento de la comunidad de indignados y establezca acciones y espacios para construir con mayor fuerza el grupo en Bogotá y en Colombia.

Evento en facebook: http://www.facebook.com/event.php?eid=169527573137506&view=wall&notif_t=event_wall

Documento público donde está el registro de las discusiones pasadas:

http://15obogota.titanpad.com/1

miércoles, 26 de octubre de 2011

Organización de los indignados de Bogotá

"Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible."
"La violencia es el miedo a los ideales de los demás.." Gandhi.

"¿Qué queremos de nuestro pueblo? Pensar la Constitución donde damos por entrada que somos enemigos, que hay es necesario cuidarnos del otro, así:

Artículo 11:
Nadie podrá ser sometido a pena cruel, trato inhumano o desaparición forzada.

o así:

Nadie podrá llevar por encima de su corazón  a nadie, ni hacerle mal en su persona, aunque piense y diga diferente.

Constitución Política de la República de Colombia. En Wayuú. 
__________________

Amigos y amigas - Mensaje enviado para los indignados, motivando a su organización y participación activa.

Hemos estado en silencio. Pensando. Meditando. Conociendo. Aprendiendo de las experiencias del mundo, de la historia. ¿Le dejaremos la historia a los historiadores?.

Es necesario reunirnos a compartir nuestras reflexiones y artícularnos. Ya tenemos un documento del que podemos mirar una agenda para ello,  base: http://titanpad.com/1oMsqROnnJ

Debemos asumir. Para eso, necesitamos conciencia colectiva, unidad política (yo entiendo esto de la política como participación)

Me he reunido esta noche con Néstor, con pérfil en Facebook, Documentos e Investigación:

No ha sido gratis el inicio del correo, estamos de acuerdo que vamos lento y seguro, les pregunto, ¿resistencia pacifica y desobediencia civil es lo que nos articula?

Si es así, no podemos apoyar ni ahora ni el futuro acciones calificadas de "vandalismo" no porque yo sienta que es incorrecto, si no porque siento, que la vida es sagrada, y nosotros estamos rescatando la dignidad de la vida, por eso estamos en resistencia,

Por eso debemos nombrarnos, artícularnos, y encontrarnos en la oralidad, que es contestaria a la tecnocracia que confunde a quienes no se han despegado de la pantalla del televisor. Creo, que necesitamos encontrarnos, recordarnos en calor, es con ese calor con el que retiraremos las vendas frias que están cargando nuestros hermanos, en los ojos, la frente y en el pecho.

1. Propongo que sea o bien este jueves 27, o el Lunes 31, propongo las 5:30 de la tarde, en el Parque Nacional. Por favor, discutir la fecha y el lugar qui´zas haya otro más apropiado.

2. Debemos nombrarnos y conocer que hace el de al lado, yo trabajo en DD.HH, y soy formada en economía, es decir, es lo que le puedo aportar al grupo, puedo redactar, (creo) entonces, puedo aportar también eso. ¿Quieren contarme que hacen y como asignamos compromisos, para qué, independientemente de la cantidad, construyamos procesos de calidad de largo plazo?

3. Más allá de hablarles a las personas del movimiento -¡que no debe dejar de moverse!- Contemos cosas sencillas, es decir, actitudes contidians con las hacemos esto más humano, mirar a o los ojos, sacar tiempo para comer, y comer no productos, comida con sabor y olores propios, no hay afán, y más que los resultados, el proceso...

¿Un cambio ya? Desde nosotros. Estoy segura que no hay uno solo de los que lean esto que lo ignora pero, ¿lo compartirmos con todos? Es urgente informarnos mejor, y compartir. El país no es de uno solo, ni de unos cuantos, ni de los que se esfuerzan más o mejor. Sin categorización (personalmente hablando) El compromiso es real y "efectivo" cuando lo entiende un niño, un anciano, un extranjero, del mismo modo, es posible y si no, dibujemos un corazón, o el sol, o las ondas del mar, -suena rosa, lo sé- pero al dibujarlo, se entiende.

Redes, redes, redes....en red, no dejen de contestar, el tiempo es tiempo si le asignamos valor, la vida es el principal valor. 

Vamos caminando... veamos-nos... Un abrazo a cada uno, les creo.


El año 2011 marca el fin del "Fin de la Historia"

Cuando el sistema obliga a la gente común a transformarse en revolucionarios, sabes que te encuentras al borde mismo de la historia.  

Escrito por Jerome E Roos y Traducido por Nicolás Caitán (Occupy Uruguay). Original version in English here. Tradução em português aqui.
Las revoluciones Tunecina y Egipcia. La Primavera Árabe. El default de Grecia que se avecina. La ruptura cada vez más probable de la eurozona. La segunda ola de la crisis financiera global. El regreso con venganza de la crítica sistémica del capitalismo. El llamado rotundo a nivel mundial por la democracia real. Las dramáticas manifestaciones contra la austeridad, la desigualdad y el neoliberalismo en España, Grecia, Chile e Israel. Los disturbios en Atenas, Londres y Roma. La ocupación de Wall Street y la propagación del movimiento a lo largo de los EE.UU. Las protestas en masivas de millones de personas en 1000 ciudades y 80 países el 15 de octubre. Incluso la muerte de Muammar Gaddafi.

Todo esto apunta en la dirección de una verdad simple pero inequívoca: el 2011 marca el Fin del Fin de la Historia. Más allá del horizonte plano de la democracia liberal y del capitalismo global, los acontecimientos de este año no sólo han abierto un nuevo capítulo en la saga del desarrollo de la humanidad, sino que han sentado las bases mismas de una interminable procesión de los capítulos más allá de esto. Lo que se está destrozando no es tanto el sistema democrático capitalista como tal, sino más bien la creencia utópica de que este sistema es la única manera de organizar la vida social en la eterna búsqueda de la libertad, la igualdad y la felicidad.

Hace casi veinte años, tras el colapso total de la Unión Soviética y el descrédito definitivo del comunismo de Estado, el politólogo norteamericano Francis Fukuyama conjeturó que “podríamos estar presenciando … no sólo el fin de la Guerra Fría, o el paso de un determinado período de la historia de la posguerra, sino el fin de la historia como tal: es decir, el punto final de la evolución ideológica de la humanidad y la universalización de la democracia occidental liberal como forma final de gobierno humano.” Dos décadas después de la publicación de El Fin de la Historia y al Útimo Hombre (The End of History and the Last Man), la tesis de Fukuyama parece más tambaleante que nunca.

Esto no es repetir el cliché sin fin de la izquierda de que el neoliberalismo está muerto – como Slavoj Žižek ha señalado, la ideología ya ha muerto dos muertes, primero como tragedia después de los ataques terroristas del 9/11, y después como farsa tras la caída financiera mundial de 2008 – sino más bien señalar que el neoliberalismo, como tal, por fin ha sido revelado por lo que siempre fue: una ideología zombie envuelta en torno a la cara de la humanidad, al igual que el calamar vampiro famoso Matt Taibbi, “despiadadamente empujando su embudo sangriento en todo lo que huele a dinero.”

El Emperador Neoliberal No Tiene Ropa
Mientras que 2001 y 2008 marcaron respectivamente, la muerte política y económica del neoliberalismo, 2011 marca el Fin del Fin de la Historia. Recién ahora le queda claro a la gente del mundo que, durante los últimos veinte años hemos simplemente vivido una mentira. De hecho, el consenso popular implícito que una vez legitimó el capitalismo democrático, ahora parece estar desentrañando rápidamente el esquema Ponzi financiero que sustentó la ilusión de su superioridad moral. Después de veinte años de estancamiento de los salarios, el rápido aumento de la desigualdad, el desempleo juvenil galopante y la alienación social generalizada, el estallido de la burbuja crediticia global por fin ha dejado al descubierto la esencia desnuda del sistema.

El capitalismo democrático de libre mercado no es lo que nos dijeron que era: como los últimos años lo han ampliamente demostrado, no es ni libre ni democrático. Se han librado guerras en nombre de las grandes petroleras a pesar de una abrumadora oposición popular. Se han hecho reducciones de impuestos en nombre de los grandes capitales a pesar de un enorme déficit presupuestario. Y ahora, bancos defectuosos están siendo rescatados y recortes draconianos del presupuesto impulsados en nombre de las Grandes Finanzas, a pesar de una abrumadora oposición popular y la evidencia incontrovertible de que esto sólo empeorara el déficit. El sistema ha dejado de tener sentido. Sus contradicciones internas se lo están comiendo desde dentro. Y la humanidad está finalmente despertando a esta realidad.

Así que hoy, una generación entera de jóvenes, privados de esperanza y oportunidad, se está levantando para disputar la absurda noción de que esta desastrosa situación, de alguna manera constituye la culminación de la “evolución ideológica de la humanidad.” ¿Es esto realmente lo mejor que podemos hacer? ¿Es este el nuevo orden utópico que Fukuyama previó cuando  denunció la victoria eterna de la democracia liberal y del capitalismo global sobre sus enemigos invisibles? Con los bancos en quiebra, Estados en quiebra y la deuda privada fuera de control, el mundo ideal de Fukuyama sin duda ha comenzado a parecer mucho más endeble ahora que el consumo desmedido alimentado por el crédito que lo sustenta se estrelló de cabeza en su propia e inevitable finalidad.

La magia se ha ido. El hechizo está roto. Y lo que los pueblos del mundo están tratando de dejar en claro a aquellos que están en el poder es que sabemosSabemos que el sistema está podrido en su núcleo. Sabemos que sus presuntos éxitos no soportan al escrutinio. Sabemos que la mayoría de sus grandes logros – desde los mercados de capital globales hasta la moneda única europea – fueron construidos sobre arenas movedizas financieras e institucionales. Ysabemos que toda la maldita cosa está a punto de derrumbarse como un castillo de naipes. De Tahrir a Times Square, de Madrid a Madison, de Santiago de Syntagma, sabemos que el emperador neoliberal  no tiene ropa.

Gaddafi y Fukuyama: del lado equivocado de la historia

Una de las descripciones más gráficas del Fin del Fin de la Historia es la sangrienta muerte de Muammar Gaddafi. Mientras que los escépticos tienen toda la razón de estar disgustados por la campaña imperial de la OTAN en Libia, muchos en la izquierda todavía no aprecian el enorme simbolismo detrás de la caída del Hermano Líder. Gaddafi, en cierto modo, era la encarnación definitiva del Fin de la Historia. Habiendo llegado al poder como un revolucionario socialista pan-árabe a finales de 1960, terminó como uno de los capitalistas más exitosos del mundo. Mientras que él continuó lamentando retóricamente los males del imperialismo occidental, parecía más que dispuesto a ofrecer el botín de su país a los mismos poderes neo-coloniales a los que tan ávidamente ridiculizó.

De acuerdo con un informe de 2008 que se publicó en Financial Times, Gadafi “ensalzó las virtudes de las reformas capitalistas”. Tratando a Libia como su empresa familiar, acogió a las grandes compañías petroleras, repartiendo contratos lucrativos a empresas occidentales como Eni y Shell. A continuación, dejó que las ganancias se acumularan en su fondo privado “soberano” de riqueza, mientras que alistó a Wall Street para reciclar el surplus de su capital para obtener ganancias adicionales. En el proceso, mientras que el pueblo libio se mantuvo paralizado por un subdesarrollo crónico, Gaddafi desvió  $168 billones de las riquezas de la nación en el extranjero. No es de extrañar que Occidente de pronto estuviera tan feliz de ser su amigo.

Sin embargo, lo que es más revelador acerca de Gaddafi no es su repentina conversión del libertador socialista al capitalista opresor, ni su estrecha relación con el establishment neoliberal de Occidente. Lo que es más revelador es su conexión personal con Francis Fukuyama. Ya en 2006-2008, Fukuyama fue parte de un grupo selecto de líderes intelectuales del mundo los que fueron reclutados – y generosamente remunerados – por Monitor Group, una firma de relaciones públicas con sede en E.E.U.U. asesorada por ex-directores del MI6 y de la CIA, para ayudar a pulir la imagen de Gadafi en Occidente, como parte de una ofensiva masiva diseñada para ayudar a legitimar la incursión de Libia en el Fin de la Historia. De acuerdo con documentos secretos filtrados por ex-funcionarios libios, “Fukuyama hizo dos visitas a Libia (del 14 al 17 de agosto de 2006 y del 12 al 14 enero de 2007).”

Fukuyama dio una conferencia en el Centro Griego del Libro en Trípoli y dio una clase sobre Libia en la Universidad Johns Hopkins. También ofreció una conferencia, titulada “Mis conversaciones con el líder”, que marcó “la primera vez en que el Libro Verde ha sido una lectura obligada para los estudiantes de una de las escuelas de política pública líder en el mundo.” Aparentemente, no sólo nosotros, sino el propio Fukuyama cree en Gaddafi como la encarnación del Fin de la Historia. Su derrocamiento, por lo tanto, incluso si nunca hubiera tenido éxito sin el poder militar de Occidente imperial, socava por completo la tesis de Fukuyama. Después de todo, si había llegado verdaderamente el Fin de la Historia, ¿cómo podría el autor de esta tesis terminar tan descaradamente él mismo en el lado equivocado de la historia?

El Colapso de la Zona Euro como el Fin del Fin

Pero Gaddafi no fue el único “error” histórico de Fukuyama . En respuesta a las acusaciones de que el Fin de la Historia fue un argumento puramente americocentrista, en 2007 Fukuyama escribió un artículo para The Guardian afirmando retroactivamente que “El Fin de la Historia nunca estuvo vinculado a un modelo específicamente estadounidense de organización social o política … Yo creo que la Unión Europea refleja con mayor precisión que los Estados Unidos comtemporáneo cómo se verá el mundo al final de la historia.” A juzgar por el destino de la Unión Europea, irónicamente resulta que Fukuyama, terminó teniendo razón de manera equivocada.

Como el New York Times publicó el otro día, “el euro fue un proyecto político destinado a unir a Europa tras el colapso soviético en una esfera de prosperidad colectiva que conduciría a un mayor federalismo. En cambio, el euro parece estar separando a Europa … (hay) una tensión en el sistema político y una duda acerca de las instituciones democráticas que no habíamos experimentado desde la caída de la Unión Soviética.” La profunda integración económica de Europa, en plena consonancia con la filosofía del Fin de  la Historia, produjo una situación tan tendiente a la crisis que el futuro de la economía mundial ahora depende de la suerte de un único Estado miembro de la UE – uno que sólo representa el 2 por ciento del PBI total de la UE: Grecia.

Pero Grecia es sólo el canario en la mina de carbón. Es un síntoma, no la causa de la crisis de Europa. Cuando Grecia declare el default, sólo será cuestión de tiempo antes de que los inversores pierdan la fe en Italia y España. Ambos son considerados demasiado grandes como para quebrar – pero también demasiado grandes como para ser salvados. El fondo de rescate europeo no es lo suficientemente grande como para salvarlos, y Alemania y Francia están atrapados en un callejón sin salida sobre la forma en cómo agrandarlo. Al mismo tiempo, el insolvente sistema bancario de Europa está al borde del colapso. Un default griego llevará   innumerables bancos a la quiebra, obligando a los gobiernos núcleo a repartir rescates masivos una vez más. Esto, a su vez, agravará aún más sus niveles de deuda soberana y por lo tanto sus calificaciones crediticias, llevando la crisis de la deuda “Griega” directo al corazón del capitalismo europeo.

El resultado en otras palabras, es que no hay manera fácil de salir de esta crisis – ni siquiera los tan alabados eurobonos, como Martin Wolf ha señalado recientemente para Financial Times. El euro, ese gran proyecto de la élite que estaba destinado a ser el pináculo de la integración europea, está vacilando. En este proceso, las instituciones post-ideológicas tecnocráticas de la UE han perdido los últimos vestigios de la legitimidad que les quedaba. El edificio se cae a pedazos, y francamente, nuestros líderes no tienen ni idea de qué hacer al respecto. La crisis de Europa, al final del día, es la crisis del mundo. Y está lejos de ser una crisis meramente económica: en el fondo, estamos frente a lo que Joseph Stiglitz ha llamado la crisis ideológica del capitalismo. Esto está obviamente muy lejos de ser el “punto final de la evolución ideológica de la humanidad”.

La Crisis del Capitalismo y el Retorno de lo Reprimido

Por lo tanto no es de extrañar, que el 2011 haya sido testigo del regreso – con venganza – de la crítica sistémica del capitalismo. En las últimas semanas, publicaciones pro libre mercado como el Wall Street Journal, Financial Times, Business InsiderFortune han admitido que en realidad Karl Marx podría haber estado en lo cierto acerca de la tendencia del capitalismo a la autodestrucción. La razón de este repentino resurgimiento de la crítica marxista de la economía política es doble: primero, la naciente comprensión entre las élites de que estamos entrando en un espiral hacia otra Gran Depresión. Y en segundo lugar, la represión sistemática de la imaginación radical que el mundo post-ideológico de Fukuyama ha provocado.

En este sentido, se puede dibujar una línea directa desde el eslogan de Margaret Thatcher, “no hay alternativa” (there is no alternative), a la respuesta de la política neoliberal sobre la crisis financiera. Mientras que los banqueros se han repartido bonos suntuosos, al resto de la población se le dice que simplemente no hay alternativa a las medidasdraconianas de austeridad. La narrativa ideológica es el misma en todas partes: “todos estamos juntos en esto, todos tenemos que apretarnos el cinturón”, pero en realidad el mensaje implícito es: “no se atrevan a imaginar una alternativa.” Sin embargo, como Matt Taibbi señaló recientemente, un impuesto pequeño del 0,1 por ciento sobre todas las operaciones en acciones y bonos y un impuesto de un 0,01 por ciento en todas las operaciones de derivados (derivatives), podría pagar la totalidad de los rescates financieros de los EE.UU., tornando el “necesario” apretarse el cinturón, innecesario. Esa es una alternativa creíble. ¿Por qué no se está discutiendo?

En 2009, Fukuyama publicó un artículo en Newsweek con el título triunfador “La historia todavía está acabada“, en el que afirmaba que, a pesar del hecho de que “la crisis comenzó en Wall Street -el corazón del capitalismo global – … la legitimidad del sistema global puede haber sido golpeada, [pero] no se rompió.” Dos años más tarde hubiese podido observar las quemas de las calles de Londres, Roma y Atenas; la ocupación pacífica de Wall Street, Puerta del Sol, Syntagma, y cientos de otras plazas en todo el mundo, el día mundial sin precedentes del 15 de octubre, con protestas en casi 1.000 ciudades en más de 80 países. Testigos de la ira. La frustración. La indignación. Es aquí. La legitimidad se está rompiendo. Fukuyama, al parecer, estaba festejando demasiado pronto.

En un sentido freudiano, estamos presenciando el retorno de lo reprimido. Si desde hace dos décadas se le dice a la gente que no hay alternativa al mundo en que viven, y si en el ínterin se le quitan sus ingresos, sus derechos, sus servicios públicos, y sus últimos rastros de dignidad, se  puede esperar que la represión psicológica del potencial revolucionario se manifieste de alguna u otra forma, tarde o temprano. Si se reprime una ideología coherente de emancipación de las masas, como el Fin de la Historia tuvo la intención de hacer, se termina literalmente con los disturbios incoherentes y a-políticos de Londres. En este sentido, lo más importante que las revoluciones de Túnez y Egipto han hecho fue ayudar a recordarle a la humanidad que en realidad hay una alternativa al status quo – que existe un “afuera” al capitalismo global sin restricciones.

El levantamiento de los Indignados y la Crisis de la Democracia
Las revoluciones árabes dieron coraje a los jóvenes alienados de Europa y América para comenzar a soñar de nuevo, para reclamar su imaginación radical de cara a una de las mayores crisis de legitimación en la historia de la democracia liberal. A medida que una conciencia crítica se abre paso de nuevo en el discurso dominante, la hegemonía cultural del neoliberalismo se encuentra en peligro nuevamente. Los primeros signos de esta conciencia crítica emergente comenzaron a aparecer en Madrid el 15 de mayo. Unos días más tarde, la BBC informó que una manifestación al estilo Egipcio estaba creciendo en España. Durante el próximo par de semanas, cientos de miles de personas de todas las clases sociales se manifestaron por la noche en todo el país a medida que el movimiento indignados se extendía portoda Europa.

El 17 de septiembre, el movimiento español 15-M culminó en un día de acción global contra los bancos y la ocupación de Wall Street, solicitada por la revista anti-consumista canadiense Adbusters. La protesta de Wall Street ayudó posteriormente a catalizar el próximo día mundial de acción, solicitado por los manifestantes españoles para el 15 de octubre. Bajo el lema “Unidos por el cambio global”, la resistencia global creció en proporciones verdaderamente sin precedentes, con protestas simultáneas en 1.000 ciudades en más de 80 países. Con su declaración ingenua de que “la legitimidad del sistema global no se rompió,” Fukuyama una vez más se encuentra del lado equivocado de la historia.

Después de todo, si la democracia liberal es realmente la culminación de la evolución ideológica humana, ¿cómo es que millones de personas están saliendo a las calles en todo el mundo demandando algo diferente? Si la democracia representativa es la misma cima, ¿por qué estos jóvenes cantan “no nos representan”, y ¿por qué claman por una verdadera democracia en su lugar? Como los movimientos de masas en Israel y Chile lo demuestran, el fenómeno no puede reducirse solo a la crisis, incluso sus economías en auge no pudieron detener la marea de indignación que inundó sus calles. La verdad, el problema va mucho más allá. Como a los indignados les gusta cantar, “no es la crisis, es el sistema.”

Zygmunt Bauman pone el dedo en el meollo del problema: mientras que la política se ha mantenido a nivel nacional, el poder se ha evaporado en los flujos globales. El cambio tecnológico y las reformas neoliberales han conspirado para crear una situación en la que gobiernos elegidos democráticamente ya no tienen el poder de transformar sus promesas en políticas. Nos encontramos con una situación donde el voto no es acerca de qué políticas nuestros gobiernos deben poner en práctica, sino más bien acerca de quién debe poner en práctica las políticas exigidas por el sector financiero. Llamar a esto democracia parece absurdo. El aumento de la indignación no es más que la realización colectiva de que la democracia representativa liberal, bajo las condiciones de una  profunda integración económica, no es realmente liberal o representativa en absoluto. El Fin de la Historia, en lugar de consolidar la democracia como la forma final de gobierno humano, la ha debilitado por completo.

El Borde de la Historia y el Retorno de la Política Contestataria
El Fin del Fin de la Historia no es lo mismo que el fin del neoliberalismo. Como vimos anteriormente, las ideologías zombi tienen su manera de vagar más allá de su fecha de caducidad. Mientras que haya capitalistas (o aspirantes a capitalistas), siempre habrá una forma u otra de la filosofía capitalista. El Fin del Fin de la Historia no es tanto acerca de la erradicación de la visión individualista del mundo del capitalismo, lo cual es imposible sin recurrir al tipo de tácticas de Estado represivas que estamos tratando de superar, sino más bien acerca del regreso de la acción política contestataria como la característica definitoria de la vida social. En otras palabras, el Fin del Fin de la Historia no es tanto acerca de la superación de la lucha política como de la constatación de que por definición, no podemos superarnunca la lucha política. Mientras haya injusticia, habrá lucha – y puesto que siempre habrá injusticia, siempre habrá lucha.

El Fin de la Historia, por lo tanto, no es ni posible ni deseable. El anhelo de una fase final de desarrollo institucional e ideológico, en el que los desacuerdos y conflictos han sido desterrados del reino de la realidad social, o es puramente totalitario o puramente utópico. Mientras que ciertos anhelos utópicos pueden servirnos de inspiración para elevarnos  a estadios cada vez más altos como especie, siempre debemos recordar que ningún orden social se da para siempre. Nuestra utopía siempre debe seguir siendo el deseo espiritual que nos impulsa a la acción, pero debemos aceptar el hecho de que nunca podrá convertirse en una realidad. La historia simplemente nunca termina. Como el neo-gramsciano Stephen Gill dijo, “la historia está siempre en elaboración, en una interacción compleja y dialéctica entre la acción (agency), estructura, conciencia y acción (action).” O, como el Subcomandante Marcos dijo de manera un poco más poética, “la lucha es como un círculo: se puede empezar en cualquier lugar, pero nunca se detiene.”

En un excelente artículo de opinión publicado días pasados en The Guardian, Jonathan Jones miró una imagen deOccupy Wall Street e hizo una observación sorprendente:
Esta es una fotografía de un punto de inflexión en la historia, no porque el movimiento Occupy necesariamente tendrá éxito (lo que sea que el éxito pueda ser), sino porque se ha puesto de manifiesto las posibilidades de cambios profundos en el debate en un mundo que hasta hace poco parecía estar de acuerdo acerca de los fundamentos económicos. Occupy Wall Street y el movimiento global que está inspirando pueden aún probar ser una llamada eficaz para el cambio, o pasar como una nube de verano. Ese no es el punto. Ni siquiera importa si la protesta es correcta o incorrecta. Lo que importa es que el capitalismo sin restricciones, una fuerza para el dinamismo económico que parecía inexpugnable, más allá del reproche o la reforma, un monstruo al que hemos aprendido a estar agradecidos, de repente encuentra su fealdad ampliamente comentada, expuesta entre las luces de Times Square. El Emperador de la economía no tiene ropa.
“Este es un momento increíble”, continúa. “Pellízcate tu mismo”. El 2011, con todas sus crisis y revoluciones, marca lo que Slavoj Zizek en su discurso en  Zuccotti Park, llamó “el despertar de un sueño que se está convirtiendo en una pesadilla.” Esto marca el regreso de la política contestataria. Y, como tal, marca el Fin del Fin de la Historia. No es que la historia se haya detenido alguna vez – simplemente nos confundimos por un tiempo por el colapso del archi-enemigo del capitalismo , y pensamos que así había sido. Pero el hecho de que la historia todavía se está haciendo queda capturado en los titulares de los diarios, en las poderosas fotografías, y en las palabras de una simple mujer de clase media en Grecia durante la huelga de 48 horas en octubre: “Nunca he sido de izquierda “, dijo, “pero nos han empujado a convertirnos en extremistas.” Cuando el sistema obliga a la gente común a transformarse en revolucionarios, sabes que no te encuentras en el Fin de la Historia. Te encuentras al borde mismo de ésta.

Boston, en pie de resistencia!

Escrito por Alvaro Corzo para el diario Elespectador.com.

A escasos metros del muelle donde en 1773 se la lanzaron al mar cientos de toneladas de té en protesta a la opresión inglesa, en lo que sería el inicio de la insurrección popular que marcaría el destino de la nación americana, está localizada Dewey Square, una enorme plazoleta ocupada por más de trescientas personas que desde el pasado 30 de septiembre se han sumado al ascendente movimiento nacional de ocupación.

Justo como ocurre en Nueva York, donde nació este fenómeno el pasado 17 de septiembre, la rabia por la corrupción del sistema financiero y su injerencia en el gobierno, el desempleo, la crisis de vivienda, los altos créditos educativos y los sobrecostos de la salud y de la guerra mantienen de igual forma a este grupo de estudiantes, ancianos, mujeres y niños, provenientes de todos los rincones de la sociedad aireando sus problemas, frustraciones y miedos en un sofisticado caserío de tiendas de campaña en pleno corazón financiero de Boston.

Aquí, cada carpa es un pequeño universo de problemas y soluciones por descifrar. A la entrada de la plaza, quizá la mas enigmática de todas. El campamento Alex es una gruta construida con palos y lonas de colores. Su estructura, en su totalidad decorada por cientos de banderas, cartas y material de intendencia militar que contrastan con la tragedia de quien la habita.

“Cada abrazo de condolencia me alimenta para seguir aquí”, dice Carlos Arredondo, padre de Alex, quien murió a sus escasos 17 años en Nayab, Irak peleando una guerra, que según su padre no fue por la seguridad de este país sino por el petróleo y la codicia de unos cuantos. “La situación es tan difícil en Estados Unidos que para millones de jóvenes el ejercito es la única opción de empleo” añade el costarricense quien asegura que los que se benefician de estas guerras son las grandes corporaciones. “Por eso hay tantos veteranos y ex militares que se han unido a esta ocupación, no solo en Boston sino en el resto del país”, añade el hombre de 52 años quien tiene parte de su cuerpo quemado, luego que se prendiera en fuego el día que conoció sobre la muerte de su único hijo.

Mientras se continúan recortando recursos para la educación y la salud reportes sobre millonarias inversiones en tecnología militar siguen saliendo a la luz pública, justo como ocurre con la compra que se planea realizar de 2.400 bombarderos F-35 por un valor total de un trillón de dólares. “Esto es otra muestra más que el interés de unos pocos tienen a este país por los cuernos” explica Shawn Ricks, un estudiante universitario que debió abandonar las aulas debido a los altos intereses de su crédito educativo. “Acá todos somos parte del 99%”

Entre las carpas que reposan sobre estructuras de madera para evitar inundaciones en días de lluvia se encuentra de todo, una carpa tibetana dedicada a la mediación, otra destinada para discusiones trasgénero, un centro de salud con enfermeras y trabajadores sociales, un centro de asesoría legal así como una gigantesca biblioteca que se roba toda la atención en el oeste de la plaza. No muy lejos de allí la cocina, la cual sirve más de dos mil raciones de comida al día. “La solidaridad de la gente con este movimiento es algo increíble” asegura Dan Kontoff legendario activista de la ciudad.

Así lo confirma, Deborah de 56 años, quien religiosamente a las 6 de la mañana detiene su carro para descargar cuatro galones de café hirviendo y más de 200 rosquillas. “Estoy muy orgullosa de lo que está ocurriendo, la gente en todo el país se está agrupando para decir basta. Por eso contribuyo a diario con la causa”. Como ella son muchas las personas que se acercan constantemente a donar comida, ropa, mantas y libros.

“Esta es una lucha que apenas comienza, el trayecto hacia la victoria es un camino largo” aseguró proféticamente sobre el movimiento nacional de ocupación Noam Chomsky, reconocido académico de la universidad MIT ante más de tres mil personas que se congregaron el pasado sábado en el campamento para escuchar este tipo de charlas, en las que distintos académicos discuten con todo el campamento sobre los problemas que afligen a la nación.

Sin embargo hay problemas más inmediatos por resolver dentro de la ocupación. Vendedores de drogas que ven en la plaza un lugar perfecto para hacer su feria han puesto en problemas la tranquilidad de la plaza. “El comité se seguridad ha tenido que implementar un estricto sistema para remover a estas personas. No podemos poner en riesgo la continuidad de este movimiento por unos cuantos”, añade Kontoff quien asegura que hay que entender que en una comunidad donde habitan gran parte de personas de la calle, las drogas y el alcohol son un problema que entre todos hay que ayudar a contener.

Por su parte la policía, luego del arresto masivo de más de 141 personas el pasado 10 de octubre cuando el campamento trató de expenderse a un parque contiguo, se ha mantenido al margen de cualquier confrontación. En parte, gracias al reciente pronunciamiento del alcalde de la ciudad Thomas M. Menino quien ha dicho que se seguirá permitiendo la ocupación de Dewey Square.

Hoy con casi 30 mil dólares en donaciones la llegada del invierno es el próximo gran reto. “Estamos pensando en comprar carpas militares que soportan temperaturas hasta diez grados bajo cero. Tenemos que garantizar nuestra supervivencia cuando llegue la nieve y las tormentas” explica Alex del comité de medios de comunicación, el cual coordinó durante el fin de semana la primera asamblea general en un barrio marginal de Boston. “Nuestro objetivo es expandir el movimiento por toda la periferia de la ciudad, justo como ocurre por estos días en Nueva York”.

lunes, 24 de octubre de 2011

Noticias y temas que requieren participación e ideas en Bogotá

Encontrarán a continuación una serie de noticias y propuestas que han sido realizadas y que requieren de su opinión y participación activa; todas están o en el documento público o en los documentos creados en facebook hasta el momento. El documento público puede ser replicado en otros documentos públicos específicos; pero por ahora, es una página de internet a la que cualquiera puede acceder (con o sin facebook), y en la que se puede editar y opinar sobre los temas relacionados al final del correo.

Documento público: http://15obogota.titanpad.com/1?
Grupo de facebook y documentos allí creados: http://www.facebook.com/groups/274074782625098/docs/
_____________________________

NOTICIAS Y TEMAS PENDIENTES DE DELIBERACIÓN

1. Próxima reunión de los indignados de Bogotá: Se necesita participación para definir la fecha y lugar ( 9AM, Parque Nacional). Sofi ha creado una encuesta en doodle para que decidamos en conjunto y opinemos solo respecto a éste tema: http://www.doodle.com/z7q967z6mbigwugp - Una vez decidido, se inicia difusión completa y se creará el evento en facebook pero es necesario hacerlo pronto.

En el documento titanpad (http://15obogota.titanpad.com/1?) se puede constatar que hay varias opiniones a favor de realizar el evento después del fin de semana de elecciones (inicialmente se había sugerido ese día, 30 de octubre), por lo que es necesario ahora la sugerencia y opinión para la próxima fecha.
"...El domingo 30 de octubre no habrá ciclovías en la capital y no se podrán llevar a cabo  aglomeraciones de público, de complejidad media y alta." ver más

2. Ideas para la organización del Movimiento de indignados 15 - En el documento público hay algunas copias de las discusiones de facebook (pido disculpas por hacerlo sin avisar) pero que han sido ideas que apuntan hacia como organizarse y/o recoger ideas de otras experiencias. Diego y Patricia, quienes llegaron de Barcelona y participaron el pasado sábado, han escrito un correo para invitar a las personas interesadas a reunirse con ellos, para recoger experiencia e ideas del trabajo que vivieron en España y lo que podamos tomar de allí. Interesados pueden escribir a éste correo y coordinar con Diego y Patricia, quienes éste fin de semana estarán en Bogotá pendientes de respuesta.

3. Nombre del grupo a nivel de redes y unificación. 15obogota, indignados Bogotá, indignados 15obogotá. La propuesta ha sido puesta por Tatiana y también está en el documento público!

4. Definir grupos y areas de trabajo o de indignación. Propuesta de Gert que pueden encontrar en el documento público, particularmente para la creación de un grupo de comunicaciones por éste momento.

5. Difusión, herramientas y redes sociales para el m15obogota.

En éste momento alrededor de 6, 7 personas tienen la clave de éste correo y a su vez de las redes y herramientas que se han creado. Si alguien desea colaborar en algún aspecto y para ello necesita acceso a la información, puede escribir a éste correo o pedirla públicamente y así será.

-. Twitter: @15obogota - tag #cambioglobalbog      -

-. Riseup.net -
Es una idea presentada y gestionada por Gert; es un portal que ofrece seguridad en internet, específicamente a causas como las nuestras y que requieren de protección de la información, pues bien sabemos, ésta es su gran era. https://lists.riseup.net/www/info/15obogota

-. Facebook:
http://www.facebook.com/groups/274074782625098

-. Blogger y gmail: Hay cuatro bloggers (que suerte tenemos!) para alimentar el blog con la página de blogger y mantenerlo vivo con las noticias y recomendaciones que empezaron a ser enviadas por muchos de éste grupo de correos inicial. Pueden seguir enviando las recomendaciones que consideren necesarias dar a conocer para informar, educar y/o difundir la indignación, a éste correo.

Las listas de correo son fundamentales, su buen uso y la lucha contra el spam son principios de la armonía en internet, por eso se necesitan personas experimentadas en éste uso y que puedan organizar temáticamente la información y las direcciones de correo. m15obogota@gmail

sábado, 22 de octubre de 2011

Altermundialistas en el corazón de Manhattan: La protesta de Wall Street se intensifica y expande


Documentos Relacionados:
 Indignados. ¿Quién controla La Calle?* - Landau Saul [2011-10-17]
Una nueva era Bush o la era de la presión popular? - Goodman Amy [2011-10-17]
Un planeta indignado - Cuadra Álvaro [2011-10-17]
Europa, la resistencia de los indignados - González Briceño Salvador [2011-10-14]
Una nueva jornada de los indignados - Ruiz Robles Eduardo [2011-10-17]
El 15 de octubre de 2011: Una gran victoria para los «Indignados» - Toussaint Eric [2011-10-16]
De la teoría de la ocupación a la tecnología de la resistencia - Toledo Alcalde José [2011-10-16]


Recomendación de Bayardo para indignados15o. Fuente: ALAI AMLATINA, 17/10/2011.- Escrito por Sergio Ferrari, Ariel Ferrari - Un mes después de que iniciaran su movimiento el 17 de septiembre pasado, los "indignados de Wall Street" ratificaron su decisión de continuar la protesta. En paralelo, el último sábado  miles de personas ocuparon calles, plazas o parques en al menos 951 ciudades de 82 países.

Para ello, debieron sortear en las últimas horas el ultimatum lanzado por la Brookfield Properties, propietaria del Zuccotti Park, plaza ubicada en el corazón mismo del centro financiero más importante del mundo.

El mismo debería aplicarse el último viernes 14 de octubre con el pretexto de proceder a la limpieza y arreglo del sitio hoy ocupado por varias centenas de activistas que acampan en el lugar. En la práctica hubiera significado el desmantelamiento de la acción.

La veloz convocatoria de emergencia lanzada por los indignados y sus redes sociales para defender su campamento así como el tino político de las autoridades municipales neoyorkinas distendieron la tensión permitiendo que la protesta continúe.

Ciudad civil norteamericana

El balance de este primer mes de resistencia anti-Wall Street no puede ser más optimista para los promotores, que al inicio no fue más que un pequeño grupo de militantes que recogieron la idea lanzada en julio pasado por la revista anti-consumista canadiense Adbusters --editada por la fundación del mismo nombre.

Adbusters propuso entonces la ocupación pacífica de Wall Street “en señal de protesta en contra del liderazgo de las políticas de Gobierno de Estados Unidos y su fracaso para prevenir o introducir cambios efectivos en la crisis financiera global”.

Esta llamado, retomado por diferentes redes alternativas, entre ellas Anonymus, se concretó el tercer sábado de septiembre cuando una decena de militantes se instalaron en el Zucotti Park. Inspirados, además, por las movilizaciones de la primavera árabe y de los indignados de España que iniciaron hace algunos meses en Madrid la protesta juvenil europea.

“Somos el 99%”

De inmediato los promotores estadounidenses se presentaron como un “espacio abierto y horizontal” contra el capitalismo neoliberal, al que definen en uno de los sitios de internet del movimiento como “un pulpo gigante, que como un vampiro, se adhiere con sus tentáculos al rostro de la humanidad, chupando despiadadamente con sus ventosas cualquier cosa que huela a dinero". Su consigna central es: “somos el 99%, ellos son solo el 1%”, en abierta confrontación al poder financiero y la corrupción.

El intenso trabajo de información ciudadana; la creatividad de su accionar; la amplitud de la convocatoria y el apoyo creciente de sectores estudiantiles y sindicales --que convocaron juntos, por ejemplo, la manifestación callejera del 5 de octubre-- han ido reforzando la protesta en las cuatro semanas de existencia, convirtiéndola en un hecho político y mediático de primer orden en los Estados Unidos mismos.

De ser prácticamente ignorado por los grandes medios de información en los primeros días, hoy el movimiento ocupa importantes espacios de radio, televisión y grandes medios como el New York Times, que lo sigue casi cotidianamente.

Pero fue, sin embargo, su expansión nacional, lo que le dio más consistencia a esta voz altermundialista que apuesta al método pacífico y la confluencia ciudadana sin distingos políticos, raciales y religiosos.

Grupos similares en varias decenas de las principales ciudades del país han ido adhiriendo y promueven en la actualidad acciones similares. Tal vez, la más trascendente, la de los indignados de la ciudad de Washington, quienes desde la primera semana de octubre ocupan la Plaza de la Libertad en la capital norteamericana, a escasas centenas de metros de la Casa Blanca, la sede presidencial.

Miles de personas han participado, hasta ahora, de una u otra forma, en las movilizaciones realizadas en diferentes Estados. En un buen número, toleradas o aceptadas por las autoridades. En otros casos, como en Boston, fuertemente reprimidas con centenares de detenidos.

El movimiento ha logrado reunir, además, el apoyo de importantes personalidades como los cantantes raperos Kanye West y Lupe Fiasco, el filósofo Noam Chomsky, el director cinematográfico Michael Moore, el escritor y militante argentino Juan Gelman y la artista Yoko Ono, entre otros.

En lo que ya es considerada como la movilización de la sociedad civil planetaria más amplia de los últimos tiempos, el sábado pasado centenas de miles de personas se movilizaron 82 países, según el balance anticipado por el periódico suizo Le Courrier.

En España más de 500 mil personas ganaron las calles de 80 ciudades. En Roma no menos de 200 mil indignados. Varias decenas de miles en Portugal… Así como en numerosas ciudades latinoamericanas. Asia, África, América Latina y América del Norte así como Europa sumaron sus protestas contra un modelo económico donde, según los manifestantes, el 1% se enriquece mientras el 99% de la población se empobrece gradualmente.

*Sergio Ferrari y Ariel Ferrari desde  Nueva York y Washington


viernes, 21 de octubre de 2011

Movimiento de los Indignados en Colombia convoca a nueva jornada el 30 de Octubre

Noticia publicada en Contagio Radio.

Aunque la participación de la ciudadanía no fue masiva, si fue de calidad, afirmó Andrés S, uno de los miembros de este colectivo que se suma a las jornadas de protesta mundial que se inspiraron en el 15M de España. De la misma manera convocan para el próximo 30 de octubre a una nueva jornada de trabajo en la que se espera mayor participación porque en Colombia hay muchas razones para indignarse.




jueves, 20 de octubre de 2011

Declaración Oficial de la Ocupación de Wall Street para el mundo

Leído por leída por Keith Olbermann el 5 de Octubre de 2011.
Ya que nos hemos reunido en solidaridad para expresar un sentimiento de injusticia masiva, no debemos perder de vista lo que nos unió. Lo escribimos para que todas las personas que se sienten agraviadas por la fuerza de las empresas corporativas de todo el mundo, puedan saber que estamos a su lado.

Como un solo pueblo, unido, reconocemos la realidad: que el futuro de la raza humana requiere la cooperación de sus miembros, que nuestro sistema debe proteger nuestros derechos, que por encima de la corrupción de ese sistema, es deber de las personas proteger sus propios derechos y los de sus vecinos, que un gobierno democrático deriva su poder sólo de la gente y no de las corporaciones que no piden permiso para extraer la riqueza de la gente y de la tierra, y que la verdadera democracia no es posible cuando el proceso está determinado por factores económicos de poder.

Venimos a ustedes en un momento en que las empresas que anteponen su beneficio sobre el de las personas, su propio interés sobre la justicia y la opresión sobre la igualdad, rigen a nuestros gobiernos.

Nos hemos reunido aquí pacíficamente, como es nuestro derecho, para que estos hechos se conozcan.

Ellos han tomado nuestras casas mediante desahucios ilegales, a pesar de no tener la hipoteca original.

Han realizado rescates financieros con el dinero de los contribuyentes en total impunidad y siguen dando primas exorbitantes a sus directivos.

Han perpetuado la desigualdad y la discriminación en el trabajo, basándose en la edad, el color de la piel, sexo, identidad de género y orientación sexual.

Han envenenado el suministro de alimentos por negligencia y han socavado el sistema agrícola a través del monopolio.

Se han beneficiado de la tortura, el confinamiento y el trato cruel de innumerables animales, ocultando activamente estas prácticas.

Han buscado continuamente despojar a los empleados de su derecho a negociar por mejores salarios y condiciones laborales más seguras.

Han esclavizado a los estudiantes con decenas de miles de dólares de deuda en educación, que es en sí misma un derecho humano.

Tienen consistentemente mano de obra subcontratada y usan ese método como palanca para recortar la atención médica de los trabajadores y sus salarios.

Han influido en los tribunales para conseguir los mismos derechos que las personas, pero sin ninguna de sus culpabilidades o responsabilidades.

Se han gastado millones de dólares en abogados para encontrar la forma de librarse de los contratos referentes al seguro médico.

Han vendido nuestra privacidad como si fuera mercancía.

Han usado la fuerza militar y policial para impedir la libertad de prensa.

Se han negado deliberadamente a retirar productos defectuosos que ponen en peligro la vida, en su búsqueda de ganancias.

Determinan la política económica a pesar de los fracasos catastróficos de que sus políticas han producido y continúan produciendo.

Han donado grandes sumas de dinero a los políticos que tienen la responsabilidad de regularlos.

Continúan bloqueando formas alternativas de energía para mantenernos dependientes del petróleo.

Continúan bloqueando formas genéricas de medicamentos que pueden salvar o aliviar vidas, con el fin de proteger las inversiones que ya les han generado ganancias sustanciales.

Han encubierto intencionalmente derrames de petróleo, accidentes, contabilidad defectuosa y excipientes en su búsqueda del lucro.

Han mantenido a propósito desinformada y temerosa a la gente, a través del control de los medios de comunicación.

Han aceptado contratos particulares para asesinar prisioneros incluso cuando se les presentaban serias dudas sobre su culpabilidad.

Han perpetuado el colonialismo en su país y en el extranjero.

Han participado en la tortura y el asesinato de civiles inocentes en el extranjero.

Continúan creando armas de destrucción masiva con el fin de recibir contratos del gobierno.

A la gente del mundo, nosotros, la Asamblea General de la ciudad de Nueva York, ocupando Wall Street en la Plaza de la Libertad, le instamos a que hagan valer su poder.

Ejerzan su derecho a reunirse pacíficamente, ocupar el espacio público, crear un proceso para abordar los problemas que enfrentamos y generar soluciones al alcance de todos.

A todas las comunidades que toman medidas y forman grupos en el espíritu de la democracia directa, les ofrecemos apoyo, documentación, y todos los recursos a nuestra disposición.

Únanse a nosotros y hagan que su voz se escuche!

miércoles, 19 de octubre de 2011

El Movimiento Zeitgeist y la indignación mundial del 15 de Octubre

Los precedentes de las manifestaciones pacíficas son muchos y han sido una inspiración honorable para los acontecimientos del año 2011. Este año ha sido particularmente especial por la generación de movilizaciones globales unificadas a través de problemáticas comunes. A pesar de nuestras distancias, nuestras culturas, idiosincracias, inevitablemente compartimos y sentimos el descarado y sucio juego de la política monetaria como eje de la esclavitud y dominación moderna. Sabemos que el planeta tierra está asumiendo cargas insoportables de destrucción y saturación, gracias al espíritu posmoderno del consumo y la avaricia corporativa que juega con el trabajo y los sueños de la gente en un juego de especulación inestable e inequitativo.

El 15-M en España se perfiló como un ejemplo mundial de resistencia pacífica que ha tomado resonancia en el corazón del sistema financiero (Occupy Wallstreet) y ahora en el mundo (15 de Octubre), razón por la cual el Movimiento Zeitgeist en muchas partes del mundo ha entregado un apoyo y soporte directo a éstas manifestaciones. El esfuerzo y el trabajo realizado por tantas personas en más de 3 años de trabajo de construcción colectiva, tiene sus frutos en la indignación global contra el sistema financiero y en sí contra el sistema de valores y relación con el planeta tierra y sus recursos.

A continuación está una recopilación de las manifestaciones de apoyo del Movimiento a la ocupación pacífica de Wall Street y otras ciudades de EEUU y el mundo desde entonces.

1. Mensaje de Peter Joseph para ocupar Wall Street y el mundo!
"Occupy Movement + Zeitgeist Movement = Awesomeness"


2. Peter Joseph habla en la ocupación de Los Angeles, California (15 de Octubre!)



3. Occupy Vancouver, Canada y la participación del MZ.






4. Precedentes y otras noticias relacionadas.

- El Ejemplo de España: 15-M de 2011

- La ocupación de Wall Street

- Manifestaciones de apoyo de Michael Moore, Naomi Klein y el Movimiento Zeitgeist.

- Zeitgeist en Colombia - www.zeitgeistcolombia.com

martes, 18 de octubre de 2011

Las viejas - nuevas revoluciones: El 15O

Fuente: http://elPellizco.blogspot.com


“Como señuelo, sin embargo, no hay nada comparable a lo que se ha inventado hace varios años con el nombre de democracia. Esta palabra, que en la lengua moderna no implica ninguna forma de gobierno concreto ni ningún principio determinado, tiene la ventaja de prometer, con hábiles sobreentendidos, a las masas que hacen las revoluciones, poder, crédito, dinero y placeres. Evidentemente es un cebo que no tiene parangón.” M. Joly, El Arte de Medrar

La pasión que agita las revoluciones es la envidia. Entre los revolucionarios, la mayoría ha visto lo que puede tener y no tendrá jamás, también están los que han acariciado el engaño como un ideal de futuro y quieren cobrar venganza. La revolución es la oportunidad de exigir para sí mismo, en nombre de los demás, sin que nadie repare en los fines egoístas de la multitudinaria asamblea. El encuentro entre un fofo librepensador y un “hombre de otro planeta”, léase un mil billonario, produce un suspirado y demoledor comentario, audible apenas por la docilidad del invitado, “fue un almuerzo bonito…”.

Hace unos días murió un sujeto capaz de vender millones de aparatos que sólo un tercio de la población mundial puede comprar. Sin embargo, es un héroe tecnológico, un visionario de nuestra era, opuesto a Da Vinci pero un genio (¿Qué quiere decir eso?). El resto del planeta lucha por un plato de comida, agua o tan sólo un poco de respeto. Es imposible empaquetar estos bienes en una elegante placa de microchips con energía suficiente para que durante unas cuantas horas nos acompañen a todas partes como “los bienes intangibles que todo ser humano necesita tener a su alcance”: los 1000 amigos más cercanos del feisbú, las 3000 canciones para las 101 posturas del kamasutra y el acceso a un portal de regalitos y comida a domicilio.

Los revolucionarios que ahora lo tienen todo proclaman que algo les falta…es aquel lugar que les prometió el orden económico mundial: primero te crees que todo es escaso y muy costoso, después que debes competir educadamente por ello y con el tiempo te das cuenta que la abundancia está detrás de la puerta de un cómodo despacho al que accedes con ciertas medidas de seguridad para quitar el polvo de las fotos familiares del propietario y ganar unos céntimos por la molestia. Hay otras formas de participar de la abundancia, por ejemplo el hipermercado global de la guerra, el contrabando de seres humanos en cualquier estado aprovechable para un laboratorio o para algún misterioso apetito.



También están la milenaria industria religiosa, el robo de tierras, la venta de agua embotellada, Pixar, los retrovirales, los psicoactivos y psicotrópicos, los DJs, las manadas de informadores que corren detrás de los revolucionarios o del culpable objeto de sus ideales. Las cátedras del giro postcolonial viven de la esperanza en un orden mundial invertido. Aquella revolución de los pobres y desposeídos que en los márgenes de la metrópoli piden “papeles, papeles, papeles”. Suponen que la explotada inmigración puede darle la vuelta al saqueo colonial de África y América para mirar el mundo desde el sur del norte como el único norte. En esta inversión se echa de menos el objetivo de los inmigrantes que buscan escapar, a toda costa, de una patria corrupta sin reglas, sin futuro. La revolución es necesaria para que todo siga como está.

Para que unos acampados -frente a WS o en la plaza X- les muestren a los apáticos o a los muertos de hambre que deambulan por su íntimo valle de lágrimas que todo es inútil, mientras se hurgan las narices y piensan en el próximo tweett que pondrán en la asamblea virtual. Obama es un espejismo, la UE es un club privado, China un mastodonte que pisotea a su pueblo con la ayuda de los consumidores occidentales y que llegará a ser el prestamista global con mayúscula. Toda buena crisis mundial necesita de una buena revolución mundial y aquí estamos nosotros para hacerla…siempre tan dispuestos. ¿Será esta vez o hay que esperar a la próxima crisis? ¿Si sucede en realidad alguien se dará cuenta? Nuestro fofo librepensador seguirá creyendo que los seres de “otros mundos mil billonarios” viven en un paraíso sin humos en el que los puros se fuman al revés por el orto y hay ríos de coñac que les acarician las pelotillas.

¿Resistimos? dice la consigna o ¡Disentimos! Señalaremos a los plusválicos que especulan con los candidez ajena y alquilan el tiempo digital por un kilo de palabrería.

DICEN QUE OCTUBRE ES UN BUEN MES PARA REVOLUCIONARSE!

¡Indignaos! un alegato contra la indiferencia: Fragmentos de Stéphane Hessel

A continuación publicamos frases e ideas tomadas del libro "Indignaos" de Stéphane Hessel, libro que se ha convertido en un importante referente para la insurrección pacífica de las ideas y de nuevos ciudadanos conscientes, indignados, dispuestos a cambiar su sociedad. El prólogo de Jose Luis Sampedro nos introduce a la lectura de Hessel, a través de los siguientes fragmentos seleccionados en la siguiente entrada del blog alternativo.

“Yo también nací en 1917. Yo también estoy indignado. También viví una guerra. También soporté una dictadura. Al igual que a Stéphane Hessel, me escandaliza e indigna la situación de Palestina y la bárbara invasión de Irak. Podría aportar más detalles, pero la edad y la época bastan para mostrar que nuestras vivencias han sucedido en el mismo mundo. Hablamos en la misma onda. Comparto sus ideas y me hace feliz poder presentar en España el llamamiento de este brillante héroe de la Resistencia francesa, posteriormente diplomático en activo en muchas misiones de interés, siempre a favor de la paz y la justicia”

(…) “Actualmente en Europa y fuera de ella, los financieros, culpables indiscutibles de la crisis, han salvado ya el bache y prosiguen su vida como siempre sin grandes pérdidas. En cambio, sus víctimas no han recuperado el trabajo ni su nivel de ingresos. El autor de este libro recuerda cómo los primeros programas económicos de Francia después de la segunda guerra mundial incluían la nacionalización de la banca, aunque después, en épocas de bonanza, se fue rectificando. En cambio ahora, la culpabilidad del sector financiero en esta gran crisis no sólo no ha conducido a ello; ni siquiera se ha planteado la supresión de mecanismos y operaciones de alto riesgo. No se eliminan los paraísos fiscales ni se acometen reformas importantes del sistema. Los financieros apenas han soportado las consecuencias de sus desafueros. Es decir, el dinero y sus dueños tienen más poder que los gobiernos. Como dice Hessel, “el poder del dinero nunca había sido tan grande, insolente, egoísta con todos, desde sus propios siervos hasta las más altas esferas del Estado. Los bancos, privatizados, se preocupan en primer lugar de sus dividendos, y de los altísimos sueldos de sus dirigentes, pero no del interés general”

(…) “¡INDIGNAOS! Luchad, para salvar los logros democráticos basados en valores éticos, de justicia y libertad prometidos tras la dolorosa lección de la segunda guerra mundial. Para distinguir entre opinión pública y opinión mediática, para no sucumbir al engaño propagandístico. “Los medios de comunicación están en manos de la gente pudiente”, señala Hessel. Y yo añado: ¿quién es la gente pudiente? Los que se han apoderado de lo que es de todos. Y como es de todos, es nuestro derecho y nuestro deber recuperarlo al servicio de nuestra libertad”

(…) “¡INDIGNAOS!, sin violencia. Hessel nos incita a la insurrección pacífica evocando figuras como Mandela o Martin Luther King. Yo añadiría el ejemplo de Gandhi, asesinado precisamente en 1948, año de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de cuya redacción fue partícipe el propio Hessel. Como cantara Raimon contra la dictadura: Digamos NO. Negaos. Actuad. Para empezar, ¡INDIGNAOS!”

FRAGMENTOS DEL LIBRO

“Es nuestra obligación velar todos juntos para que nuestra sociedad siga siendo una sociedad de la que podamos sentirnos orgullosos, y no esta sociedad de indocumentados, de expulsiones, de sospechas con respecto a la inmigración; no esta sociedad en la que se ponen en cuestión las pensiones, los logros de la Seguridad Social; no esta sociedad donde los medios de comunicación están en manos de los poderosos.

(…) “Una verdadera democracia necesita una prensa independiente; la Resistencia lo sabe, lo exige, defiende “la libertad de prensa, su honor y su independencia del estado, de los poderes del dinero y de las influencias extranjeras”. Esto es lo que, desde 1944, aún indican las ordenanzas en relación a la prensa. Ahora bien, esto es lo que está en peligro hoy en día”

(…) “Se tiene la osadía de decirnos que el Estado ya no puede asegurar los costes de estas medidas sociales. Pero cómo puede faltar hoy dinero para mantener y prolongar estas conquistas, cuando la producción de la riqueza ha aumentado considerablemente desde la Liberación, periodo en el que Europa estaba en la ruina, si no es porque el poder del dinero, combatido con fuerza por la Resistencia, no ha sido nunca tan grande, tan insolente y tan egoísta con sus propios servidores, incluso en las más altas esferas del Estado”

(…) “El motivo principal de la Resistencia era la indignación. Nosotros, veteranos de los movimientos de resistencia y de las fuerzas combatientes de la Francia libre, llamamos a las jóvenes generaciones a vivir y transmitir la herencia de la Resistencia y de sus ideales. Nosotros les decimos: tomad el relevo, ¡indignaos! Los responsables políticos, económicos e intelectuales, y el conjunto de la sociedad no deben dimitir ni dejarse impresionar por la actual dictadura de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia”

(…) “Cuando estudiaba en la Escuela Normal, Sartre, un condiscípulo mayor que yo, me influenció profundamente. La náusea, El muro, pero no El ser y la nada, fueron muy importantes en la formación de mi pensamiento. Sartre nos enseñó a decirnos: “Sois responsables en tanto que individuos”. Era un mensaje de libertad. La responsabilidad del hombre que no puede confiar ni en un poder ni en un dios. Al contrario, es necesario comprometerse en nombre de LA PROPIA RESPONSABILIDAD COMO PERSONA”

(…) “El pensamiento productivista, sostenido por Occidente, ha metido al mundo en una crisis de la que hay que salir rompiendo radicalmente con la huída hacia adelante del “siempre más”, tanto en el dominio financiero como en el dominio de las ciencias y de la técnica. Ya es hora de que la preocupación por la ética, la justicia y la estabilidad duradera sea lo que prevalezca. Pues nos amenazan los riesgos más graves; riesgos que pueden poner fin a la aventura humana sobre un planeta que puede volverse inhabitable”.

lunes, 17 de octubre de 2011

Espontaneidad es la regla: Crónica del 15 O en Bogotá

"El jugo de mi lucha no es artificial, porque el abono de mi tierra es natural." Calle 13

"La rabia de ver nuestras manos atadas y de crecer demasiado rápido." Keny Arkana

"Soy callampa, soy favela, soy comuna." Sheryl Natalia

Bogotá D.C., Colombia. Más de 70 voces de todos los colores y edades se dieron encuentro en el Parque Nacional, a partir de las nueve de la mañana. Personas con diferentes ocupaciones, familias completas,  distintos partidos políticos, distintos intereses, con un único sentimiento, y un único propósito; ser parte del cambio de conciencia global.

Ha nacido el Movimiento 15 de Octubre en Bogotá. La construcción dio inicio con las manos, manos compartiendo temperas, pinceles, marcadores, cintas, pedazos de cartón y sonrisas. Así, la capital colombiana se sumo al movimiento que en ese día tenía personas en la calle de más de 951 ciudades de 82 países.  


Luego, mientras aumentaba la congregación de personas, cada uno de los asistentes compartió con los otros, su nombre, su ocupación, porque estaba indignado, a quién representaba, que hacía por su comunidad y por el planeta. Se compartieron los motivos de cómo caímos en cuenta que, por ser parte de los 99% sin poder monetario, nos quedaba por hacer, que ese 1% de libertad, no se extinguiera. Con ese 1% de libertad
estaban coincidiendo en tiempo real muchas personas en todo el mundo, y por razones distintas. Con ellos y por nosotros, por los hijos, por la naturaleza, comprometernos a cambiarlo, convencidos de no volveremos a permitir, quedarnos sin posibilidad de elegir y de decidir los cómos y los por qué vivir.

En ese espacio de asamblea, se escucharon voces de personas proponiendo alternativas y modos que han permitido crear una variedad de formas que se alejen del excesivo consumismo y dependencia del sistema monetario actual. Que promueven un estilo de vida sano, un estilo que invita a detenerse y disfrutar de la conversación y el juego con los hijos. Donde importa de dónde y cómo se distribuyen los recursos que nos alimentan y visten. Una revisión a consumir responsablemente. El compromiso se mostrará en propuestas que retomen la necesidad de que la humanidad, como especie y parte de la naturaleza armonice con su ritmo, esto solo se logrará si, la mayoría de habitantes se hacen conscientes de su poder (capacidad de reflexión en cotidiano actuar).


Que la democracia sea un entendimiento de la espontaneidad que nos enfrenta al otro, para reconocerlo y reconocernos, desde allí, el conflicto es una oportunidad de ser el otro  y desde allí, el momento del dialogo sea la base para retomar la opción de elegir y decidir. No se trata de buenos o malos, sí, de responsables y de conciencia.

Sin medios manipulados e intereses concentrados en excusa  de la historia que se ha escrito, y que, hoy por hoy, no ofrece luces a largo plazo para preservar la vida. La sensación es la de poder recomprometerse con la vida, cuidarla en condiciones donde cada uno pueda sentir que conscientemente que su  actuar le hace feliz, y aporta a la construcción de la felicidad de los demás.  Los ciudadanos del mundo tenemos la responsabilidad, de hacer la diferencia ante esta situación, de poder del sistema financiero, la corrupción política, la emergencia ambiental, la sostenibilidad global.


También habían aquellos, cuya única razón eran sus hijos, quién regalo flores para conquistarnos, voces activistas y madres, extranjeros, artistas, docentes, funcionarios del sector privado que nos confesaron miedo.

Si bien, estaba programada una movilización hasta la Avenida Jiménez con calle Séptima luego de haber concluido las pancartas,  el dialogo de grupo, luego de debatir la necesidad de visibilización, nos trasladamos a la fuente, en asamblea jugamos, compartimos alimentos, escuchamos, nos dimos tiempo para escuchar y vernos, el contacto físico, la quema de billetes, los compromisos con actos cotidianos con las personas y la naturaleza, la construcción desde la alteridad y la alternatividad, no funcional al sistema, lentamente, haciendo del tiempo, un tiempo para vivir dignamente.

Estamos haciendo que el tiempo viré hacia la armonización de lo humano como lo espontáneo y al ritmo de la naturaleza. 



Escrito por Sofía Garzón para M15O Bogotá!